Buscar este blog

viernes, 9 de noviembre de 2012

Una breve historia del bronceado.


Estar bronceado hoy día es un símbolo de ocio y belleza. Lejos quedan aquellos tiempos en que se relacionaba con las labores del campo, la enfermedad (la helioterapia se recomendaba como cura para patologías como la tuberculosis) y el bajo estrato social. Al contrario, desde principios del siglo pasado, lucir un bonito color de piel es uno de los objetivos primordiales de celebrities, y de ciudadanos como tu y como yo.
Diferencia en el rostro de Charliza Theron (http://consejosdebelleza.es)

Coco Chanel
De este cambio radical, como de tantas otras cosas, tiene la "culpa" Grabrielle "Coco" Chanel que, por primera vez en la historia, 1923, presume de piel dorada en uno de sus desfiles de moda tras una estupenda estancia en la Riviera francesa. Acierta y ya queda grabado en nuestro subconsciente colectivo este binomio: vacaciones-bronceado.
Portada del mítico "Surfer Girl"
Durante los años treinta, Hollywood comienza a hacer películas en color donde aparecen bellísimas mujeres tomando el sol alrededor de lujosas piscinas en musicales llenos de glamour. Y pasado el tiempo, durante los sesenta, grupos como los Beach Boys terminan de consolidar esta tendencia gracias a canciones como "Surfer Girl" o "Surfin Safari". 
Los jóvenes persiguen un ideal de sol y playa, de diversión y, como no, de bronceado.
Las camas y cápsulas de rayos uva surgen de la demanda existente de presentar una imagen que sugiera que acabamos de llegar de vacaciones. Estamos ya en la década de los setenta y en plena apoteosis de este ideal de belleza, hasta Drácula está moreno ¿Recordáis a George Hamilton en "Amor a la primera mordida"? Muy lejos de Robert Pattinson en la saga "Crepúsculo".
George Hamilton y Robert Pattinson en sus papeles como vampiros

Desde entonces hasta ahora somos más conscientes de los efectos menos deseables de ese moreno eterno. Sabemos que hay un agujero en la capa de ozono, que el abuso de la radiación ultra violeta produce envejecimiento, etc.
Y precisamente por este motivo, cada vez son más las personas que eligen un sistema de autobronceado que les permita tener un bonito color en temporadas invernales o antes de ponerse la ropa de verano que deja la piel al descubierto. Las pistolas son una de las elecciones más acertadas por su rápida aplicación y sus resultados espectaculares.
Pistola ProSun
El DHA procede de la caña de azúcar, es inocuo y el color resultante es dorado, no amarillento. Además va eliminándose de forma homogénea, sin manchas. Es ideal para ocasiones especiales como bodas y fiestas navideñas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!