Buscar este blog

domingo, 10 de mayo de 2020

Tecnología LED. Del espacio al centro de belleza.





Las terapias lumínicas tienen siglos de historia. Hipócrates recetaba a sus pacientes baños de sol para mejorar patologías de la piel y egipcios e hindúes practicaban la cromoterapia (el poder curativo de los colores basado en las diferentes longitudes de onda que emiten), sin base científica ninguna. La aparición de la electricidad hizo que la ciencia se interesara por ella.

Y, aunque el primer LED  (Light-Emitting Diode, diodo emisor de luz) fue desarrollado en EE UU, en 1962, por el ingeniero Nick Holonyak, no fue hasta 1988 cuando los físicos T. Ohshiro y G.R. Calderhead, —expertos en láser y pioneros en describir la técnica LLLT (en español Terapia Láser de Baja Intensidad)— mencionaron sus posibles efectos en las células. El potencial de la luz LED integrada dentro de las LLLT como herramienta médica y estética ya se vislumbraba, sin embargo, durante la década de los 90. 
 

Growing Beyond Earth
Por ejemplo, en 1998 la NASA (National Aeronautics and Space Administration) desarrolla fuentes LED estables para reparar pequeñas heridas y quemaduras de los astronautas. Más recientemente, en el año 2015 el Proyecto B1 (Growing Beyond Earth) lograba hacer crecer una hortaliza en órbita.
 
La luz la podemos separar en dos grupos:

Power láser. Concentra muchas longitudes de onda y frecuencia. Dentro de este grupo estarían los láser dedicados a depilación, tratamientos para manchas, cirugía y láseres industriales.

Soft láser. Baja intensidad. Diodo de luces coherentes y direccionales. Encontramos máscaras y túneles LED dentro de esta categoría. También mesoterapias con LED para emitir frecuencias y láser lipolíticos atérmicos que trabajan a menos de 50 julios de potencia con fines regeneradores y que nunca generan temperatura.

No hay una luz específica para cada tipo de piel pero si diferentes longitudes de onda que inciden en capas determinadas. Estimulan el ATP celular. La mitocondria es donde se genera el ATP (Adenosín Trifosfato) que es el valor energético de la célula, el que permite que se regenere. Cuándo llega la luz lo que hace es generar protones con carga positiva que incrementan el ATP y favorece la regeneración.

Veamos cómo actúan los colores más importantes:

Rojo. Estímulo elevado en la producción de colágeno. Regenerador y antiarrugas. Indicado también para flacidez. Refuerza los capilares sanguíneos.

Verde. Antioxidante de la melanina, antimanchas.

Azul. Relajante vasoconstrictor, antiacne.
La tecnología LED es compatible con cualquier tratamiento. No tiene contraindicaciones pero los ojos deben estar cubiertos por gafas protectoras como las que se usan para fotodepilación o rayos UVA.

Si es bueno para los astronautas ¿cómo no va a ser un potente aliado para nosotros, como profesionales? 


Encontrarás mucha más información en la siguiente clase.

Ver la clase de tecnología LED

Pilar Álvarez Palmeiro.

jueves, 7 de mayo de 2020

El uso de los ácidos en la estética.




El luso de los ácidos en estética se ha ampliado considerablemente desde que comenzaron a usarse. Hoy en dia, tienen múltiples usos, no todos relacionados estrictamente con la exfoliación. Empezando por el principio, diremos que hay una escala del PH que los estructura del 1 al 14, donde el 1 corresponde a las sustancias más ácidas y el 14 a las más básicas o alcalinas. Por tanto, el 7 sería el que correspondiera a aquellas que son neutras.

El PH de la piel es 5,5 por lo que es más bien ácida dentro de esta escala. En nuestro organismo, el PH 7 podemos encontrarlo en la saliva, la orina o la lágrima, por ejemplo. Sin embargo, aplicar un principio actito con PH 7 sobre la piel genera deshidratación, por eso cuando nos mojamos y no nos hidratamos, tenemos sensación de tiranted.



Clasificación de los ácidos usados en estética:
Combinación de Glicólico y Láctico. Gli

colact de DU

Alfahidroxiácidos

Los AHAs (ácidos glicólico, láctico, málico, mandélico…) tienen propiedades como unificadores del tono y reductores de la apariencia de arrugas, por lo que se suelen recomendar como ingredientes antienvejecimiento para pieles secas. Son solubles en agua y los ácidos glicólico y láctico son humectantes, de modo que frenan la pérdida de agua transepidérmica. También aportan luminosidad.

Glicólicos.

Viene de la caña y azúcar y es exfoliante. Tiene el poder de desconectar a los corneocitos y llegar a la capa basal. Provoca un efecto regenerador. Es muy útil en muchos tratamientos.

Láctico.
Como su nombre indica, proviene de la leche. Es un ácido muy utilizado. Tiene la capacidad de retener el agua en la epidermis. Flexibiliza la piel.

Betahidroxiacidos

De entre los BHAs, el ácido salicílico es el más comúnmente utilizado en cosméticos. Está muy recomendado para piel grasa o con tendencia a puntos negros y acné, dado que al ser soluble en aceite es capaz de penetrar en los poros obstruidos y limpiar ese sebo, además de tener propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.

Polialfahidroxiacidos

Salicílico y azelaico, entre otros en el Combined Peel de Anubis
Los últimos en llegar han sido los PHAs (gluconolactona, azelaico y ácido lactobiónico) y se les atribuyen propiedades menos irritantes que los anteriores, por lo que las pieles sensibles pueden preferirlos. El azelaico está indicado en tratamientos despigmentantes.

Como vemos, son muy diferentes. La clasificación viene determinada por el tamaño molecular. Tienen la capacidad de entrar a través de los espacios intercelulares y llegar a permeabilizar y que podamos introducir sustancias beneficiosas. Juegan un papel importante en este aspecto los alfahidroxiácidos por su pequeño tamaño.

Así pues, se abren ante nosotros un montón de posibilidades para trabajar en cabina y también como mantenimiento en casa.

Ya sabes, a continuacion tienes el vídeo completo de la clase.

Pilar Álvarez Palmeiro.







miércoles, 6 de mayo de 2020

Técnicas de Mesoterapia Virtual.





La mesoterapia virtual es una alternativa a la mesoterapia propiamente dicha que no requiere el uso de agujas. Se denomina así en referencia a la mesoterapia habitual, pues también se produce una conducción transdérmica –absorción gradual a través de la piel– de un producto activo, pero esta vez sin utilizar inyecciones. Es decir, es el paso de sustancias a través de la piel sin agujas mediante corrientes eléctricas. Lo primero que hay que saber es la función del producto para ver a qué capa tengo que llegar. No es lo mismo un reafirmante que un producto hidratante. La mesoterapia virtual va a ser un complemento al tratamiento, no un tratamiento en sí mismo.

Para lograrlo, podemos utilizar diferentes sistemas para hacer penetrar las sustancias: 
Corriente galvánica. Implican un flujo sostenido de electrones desde el polo negativo al positivo, sin cambio de polaridad y con la intensidad que se ajuste a la dosis requerida por el tratamiento. Es lo que se conoce como iontoforésis. Las actuales están muy mejoradas con mejores electrodos y nuevos materiales.

Ultrasonidos. También se puede utilizar para pasar sustancias a través de la piel. Invirtiendo la espátula y mediante sonoforesis (efecto de usar esta tecnología para introducir productos).  Podemos introducir producto, pero de forma superficial. Es la meso ideal para la hidratación porque se queda el principio activo en la epidermis que es donde hay que hidratar.
Multiterapia 6 de Unión Láser

Electroporación. El cabezal que tenemos en estos equipor es único, está aislado con un material plástico y en el interior hay dos imanes de neodimio. Tenemos dos tamaños; el tamaño pequeño para la dermis y el más grande para zonas subdermicas (grasa/adiposidad).

Electropulsión. Galvánica de más baja frecuencia que genera microimpulsos.

Respecto a los productos, ya hemos avanzado que son los que verdaderamente van a derterminar los resultados, junto con la capa de la piel a la que los lancemos. Pero ¿qué características deben tener?
Deben tener cargas ionicas. Suelen ser fluidos lociones o geles y tienen múltiples funciones: hidratación, reafirmación, celulitis, etcétera.

Peeling Ultrasónico de Unión Láser
Podemos introducir producto pero de forma superficial es la meso ideal para la hidratación porque se queda el principio activo en la epidermis.El fabricante tiene que indicar que se pueden penetrar con aparatología así como indicar la carga que contienen para que el polo con el que trabajemos tenga la misma que el producto para que los electrones se repelan y se lance el principio activo. Tamién podría darse el caso de que el producto fuera bipolar, en ese caso, cambiamos la carga para pasar los dos iones.

Como todo, tiene sus contraindicaciones: heridas abiertas sin cicatrizar y dispositivos electrónicos.
Podemos unir la la mesoterapia virtual a otras tecnologías como Radiofrecuencia o HIFU son técnicas complementarias o de mantenimiento.


Vemos pues, que es un poderoso aliado que hay que tener en cuenta. No olvides ver la clase donde se habla más extensamente de estas técnicas.

Pilar Álvarez Palmeiro.








lunes, 4 de mayo de 2020

Manicura. Protocolo avanzado.


Ya hemos visto en la entrada anterior la anatomía de las manos y cómo respetarla. A partir de ahí, el protocolo debe:

  1. Respetar al máximo la salud.
  2. Elegir un diseño de uñas que favorezca. Somos asesoras y hay que recomendar la forma adecuada,  no todo el mundo puede llevar una uña cuadrada o una uña stiletto.
  3. Darle forma a las uñas en su borde libre. Nunca en los laterales, puesto que se despegan y se levantan del lecho y, por lo tanto, se deforman.
  4. Retirar cutículas. Debemos eliminar al máximo el corte de la cutícula. Es suficiente con un buen producto. 
  5. Luego nos dedicaremos a la piel de las manos y a la decoración.
Parece todo un proceso fácil, pero hay varias opciones que hoy se realizan en seco. No es algo nuevo, aunque durante mucho tiempo había una cierta tendencia al remojo. Los remojos ablandan mucho la piel y las uñas y el agua es un vehículo ideal para la mucosis, no es el más higiénico. Tenemos que diferenciar entre lavado que sí que se requiere y el remojo que hoy día es innecesario. Además el cambio de protocolo hizo que los esmaltes duraran mucho más porque estábamos maquillando sobre una uña deformada.
No hay un protocolo diferente si hay esmaltado permanente o si es tradicional. Se siguen las mismas pautas.

Observamos muchas manicuras con nombres muy comerciales como manicura rusa o japonesa. Tenemos que prestar atención a lo que significan en realidad este tipo de nombres.
La manicura o la pedicura rusa en realidad lo que indica es que se va a usar el torno, sin embargo el torno no puede usarse en todos los casos. Ahora bien siempre se puede usar en uñas envejecidas en pies, por ejemplo, que tienen el hiponiquio muy endurecido, uñas cóncavas, para pulir los laterales de las uñas de las manos etcétera. Todo lo que sea desgastar va a crear más reacción y más dureza y de lo que se trata es de mantener el grado de flexibilidad.

Otro ejemplo sería la manicura japonesa que se basa en el abrillantamiento mediante pulido de la uña. En general a los japoneses no le suelen gustar las uñas muy decoradas sino naturales y con un ligero brillo. Sin embargo el pulido de las uñas no es lo más recomendable cuando estamos trabajando sobre uñas débiles. Para este tipo de uñas lo que tenemos que hacer es buscar productos tratantes que protejan e hidrate como el Microfiber de Faby. Es la base más resistente que podemos encontrar y se quita con un removedor o con una envuelta.

Resumiendo, hoy podemos decir que lo ideal serían manicuras en seco, productos hidratantes, desechables, hay guantes y calcetines que en su interior llevan producto para hidratar la piel junto con un palito y una lima para ir trabajando las uñas y trabajar con guantes y limas de gran gramaje (recordemos que a mayor gramaje más fina es la lima).

Con todo esto, podemos realizar manicuras y pedicuras respetuosas con la salud de la piel y de las uñas, que embellezcan y cuiden esa parte tan importante de nuestro cuerpo, con la que trabajamos, saludamos, acariciamos y andamos.

No te olvides de mirar la clase completa.

Pilar Álvarez Palmeiro.