Buscar este blog

lunes, 4 de mayo de 2020

Manicura. Protocolo avanzado.


Ya hemos visto en la entrada anterior la anatomía de las manos y cómo respetarla. A partir de ahí, el protocolo debe:

  1. Respetar al máximo la salud.
  2. Elegir un diseño de uñas que favorezca. Somos asesoras y hay que recomendar la forma adecuada,  no todo el mundo puede llevar una uña cuadrada o una uña stiletto.
  3. Darle forma a las uñas en su borde libre. Nunca en los laterales, puesto que se despegan y se levantan del lecho y, por lo tanto, se deforman.
  4. Retirar cutículas. Debemos eliminar al máximo el corte de la cutícula. Es suficiente con un buen producto. 
  5. Luego nos dedicaremos a la piel de las manos y a la decoración.
Parece todo un proceso fácil, pero hay varias opciones que hoy se realizan en seco. No es algo nuevo, aunque durante mucho tiempo había una cierta tendencia al remojo. Los remojos ablandan mucho la piel y las uñas y el agua es un vehículo ideal para la mucosis, no es el más higiénico. Tenemos que diferenciar entre lavado que sí que se requiere y el remojo que hoy día es innecesario. Además el cambio de protocolo hizo que los esmaltes duraran mucho más porque estábamos maquillando sobre una uña deformada.
No hay un protocolo diferente si hay esmaltado permanente o si es tradicional. Se siguen las mismas pautas.

Observamos muchas manicuras con nombres muy comerciales como manicura rusa o japonesa. Tenemos que prestar atención a lo que significan en realidad este tipo de nombres.
La manicura o la pedicura rusa en realidad lo que indica es que se va a usar el torno, sin embargo el torno no puede usarse en todos los casos. Ahora bien siempre se puede usar en uñas envejecidas en pies, por ejemplo, que tienen el hiponiquio muy endurecido, uñas cóncavas, para pulir los laterales de las uñas de las manos etcétera. Todo lo que sea desgastar va a crear más reacción y más dureza y de lo que se trata es de mantener el grado de flexibilidad.

Otro ejemplo sería la manicura japonesa que se basa en el abrillantamiento mediante pulido de la uña. En general a los japoneses no le suelen gustar las uñas muy decoradas sino naturales y con un ligero brillo. Sin embargo el pulido de las uñas no es lo más recomendable cuando estamos trabajando sobre uñas débiles. Para este tipo de uñas lo que tenemos que hacer es buscar productos tratantes que protejan e hidrate como el Microfiber de Faby. Es la base más resistente que podemos encontrar y se quita con un removedor o con una envuelta.

Resumiendo, hoy podemos decir que lo ideal serían manicuras en seco, productos hidratantes, desechables, hay guantes y calcetines que en su interior llevan producto para hidratar la piel junto con un palito y una lima para ir trabajando las uñas y trabajar con guantes y limas de gran gramaje (recordemos que a mayor gramaje más fina es la lima).

Con todo esto, podemos realizar manicuras y pedicuras respetuosas con la salud de la piel y de las uñas, que embellezcan y cuiden esa parte tan importante de nuestro cuerpo, con la que trabajamos, saludamos, acariciamos y andamos.

No te olvides de mirar la clase completa.

Pilar Álvarez Palmeiro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!