Buscar este blog

jueves, 30 de abril de 2020

Cuidados de manos y uñas en tiempos de Covid -19. Anatomía.





Vamos a decirlo claramente: nos hemos hartado de fregar. De hecho, aparte del famoso papel higiénico, los productos de limpieza para el hogar han sido los grandes demandados en los supermercados. La lejía se agotó y la repusieron y se volvió a agotar y lo mismo los los jabones. Sin embargo, estos productos, no están pensados para que estén en contacto con la piel. Si leemos la instrucciones, muchos indican que se recomienda el uso de guantes y no siempre lo hemos seguido al pie de la letra.

El lavado constante de las manos también supone un deterioro de las manos y de las uñas, pero es imprescindible, por lo que nuestra directora técnica ha dedicado un par de clases a sus cuidados.


En esta entrada del blog, quiero hacer una pequeña introducción a la anatomía de la mano y las uñas, con objeto de seguir mejor la clase que os propongo a continuación. Aprovecho los dibujos que ella misma ha realizado

Lo primero que hay que decir es que en la mano hay dos epidermis diferenciadas; la del dorso y la del anverso. En la palma hay una capa extra que es la que marca las huellas dactilares. Lo vemos en la fotografía que tenemos al lado. Es la que pone "Estrato granuloso". Tiene una regeneración diferente y crea dureza igual que en los pies. No hay folículos pilosebáceos, pero sí glándulas sudoríparas por lo que la aplicación de productos grasos puede hacerlas más sudorosas.


Por otra parte, la piel de el dorso de la mano debe ser tratada igual que la piel del rostro. Con productos hidratantes, regenerantes y filtros solares.

 

Figura 1. Vista lateral.
Figura 2. Vista frontal.
Respecto a las uñas, a la hora de tratarlas, hay que tener en cuenta varias cuestiones. En la Figura 1, tenemos situado el Eponiquio. Sirve de puente para evitar que entren bacterias en el interior de la matriz. Si se tocan genera un proceso inflamatorio. Esto lo observamos en personas obsesionadas con las cutículas que se las retiran cortando sistemáticamente, también en personas que se retiran las uñas esculpidas o el esmalte permanente por tracción.
Los bordes de los laterales no son cutículas por lo tanto no hay que retirar porque es epidermis. Con el roce se endurece pero jamás se corta, se pule con limas de gramaje muy elevado (finas). Es una especie de hiperqueratosis. La manicura ha cambiado mucho hoy es muy importante ver la estructura de las uñas y de los pies.

El borde libre (Figura 2) es la parte de la uña que no está pegado al lecho jamás hay que despegar la uña ya que genera riesgo de entrada de bacterias. El Hiponiquio es la membrana que sella la uña al lecho. Los hongos no entran si esta membranas se preserva.

Lo mismo ocurre en los pies, en este caso por cortar en exceso las uñas. Otro problema añadido por esto mismo serían las uñas encarnadas.
Todos los tratamientos son muy parecidos a los tratamientos faciales en cuanto a la piel del dorso de la mano. Mucha hidratación y evitar tener heridas y sobre las uñas, exactamente igual nada de cortes retiramos las cutículas por ejemplo con productos químicos que levanten muy bien, pero la respeten y salen con el empujador.

A continuación tenemosla clase. Espero que os guste. Y a cuidarlas mucho.

Pilar Álvarez Palmeiro.





martes, 28 de abril de 2020

Radiofrecuencias. Clasificación.


Tenemos aquí un tema súper interesante ya que es una tecnología novedosa y versátil. La radiofrecuencia es un tipo de onda electromagnética capaz de viajar a través del vacío y que consta de carga eléctrica y magnética. El término radiofrecuencia se aplica a la porción del espectro electromagnético en el que se pueden generar ondas aplicando una corriente eléctrica y una alterna. Se mide en hercios (Hz.)

Un hercio representa un ciclo por cada segundo, entendiendo ciclo como la repetición de un suceso. Por ejemplo, el hercio se aplica en física a la medición de la cantidad de veces por un segundo que se repite una onda (ya sea sonora o electromagnética) o puede aplicarse también, entre otros usos, a las olas de mar que llegan a la playa por segundo o a las vibraciones de un sólido. La magnitud que mide el hercio se denomina frecuencia y es, en este sentido, la inversa del período. Un hercio es la frecuencia de una oscilación que sufre una partícula en un período de un segundo.

Por lo tanto, en cuanto a su efectividad y su penetrabilidad existe una relación en función de:

- frecuencia de la onda empleada

- composición del medio en donde actué

- sistema empleado (monopolar, bipolar, tripular,…)

- tiempo de aplicación

El objetivo de la radiofrecuencia es incrementar la temperatura de los tejidos para desencadenar una cascada de reacciones fisiológicos muy interesantes. De este modo se induce la aparición de una vasodilatación local y se estimula la formación de nuevo colágeno o neocolanogénesis.

Sobre el colágeno existen dos tipos de efectos:

- Contracción inmediata sobre el colágeno durante el tratamiento.

- Producción de nuevo colágeno como secundario (neocolanogénesis)

Así mismo, este calentamiento de los tejidos va a despertar el sistema inmunológico e incluso ponerlos en relativo riesgo para "obligarlos" a regenerar. No es solamente reafirmante. Hay más efectos.
Sabemos que: a mayor frecuencia menor penetración y a menor frecuencia mayor penetración. Esto no tiene que ver con la eficacia sino con el lugar al que queramos llegar; no es igual un brazo donde rápidamente me encuentro el húmero, que un abdomen dónde hay además tejido adiposo.

La Radiofrecuencias se clasifican por la polaridad:

Radiofrecuencia monopolar.

Hay que poner un electrodo al otro lado. Estos electrodos son planos y son más grandes que el electrodo de trabajo para aumentar la atracción y la concentración. Así el calentamiento es gradual. Se utilizan en fisioterapia y en post operatorios quirúrgicos tanto musculares como articulares. Vamos dejar, en este caso, la cirugía estética a un lado porque se queda en la piel. Cada tejido va a reaccionar de forma diferente a la temperatura. No siempre necesitan temperaturas elevadas.

Por último la radiofrecuencia monopolar puede ser capacitiva, donde el electrodo de trabajo lleva un aislamiento que lo hace un pelín más superficial y resistiva.

La radiofrecuencia capacitiva ejerce una acción en profundidad debido al efecto condensador y  conseguiremos diversos tipos de calentamiento y efectos en los tejidos sobre los que actuamos. No transmitimos corriente eléctrica alguna directa desde el electrodo activo o el pasivo.

La radiofrecuencia resistiva produce calentamiento debido al efecto Joule, los dos electrodos son metálicos y entre ambos circula corriente eléctrica, los tejidos con mayor resistencia al paso de la corriente se calentarán más, así pues ligamentos, tendones, piel, grasa y tejido óseo van a calentarse más con la técnica resistiva que con la capacitiva si se trabajara con idéntica potencia.
Radiofrecuencia bipolar. 

Radiofrecuencia Bipolar y Tripolar. Centauro Plus de Unión Láser
En el mismo cabezal de trabajo están los dos polos. Están muy juntos normalmente. pueden ser dos patitas planas, dos círculos planos, dos chapitas cuadradas…De una bipolar también salen las multipolares.
Este tipo de radiofrecuencia son las más superficiales pero muy interesantes en trabajos relacionados con la dermis papilar o en personas delgadas. Muy efectiva sobre todo en flacidez y en faciales donde hay que respetar los tejidos grasos. La cuestión no es solo calentar e inflamar, sino generar una agresión limitada en el tejido para que se defienda y produzca colágeno. La temperatura se tiene que generar en el interior de la piel por fricción molecular, no en el exterior. la potencia la conseguimos por la intensidad, más tiempo por centímetro cuadrado y siempre habrá zonas que no nos interese tocar por no perjudicar precisamente el tejido graso.
Radiofrecuencia Tripolar. Hebe, de Unión Láser
Entre las bipolares están las fraccionales que son las más superficiales. En una sesión podemos contraer poros por ejemplo.

Radiofrecuencia tripolar.

Es una modalidad que juega con la distancia de los polos. El acabado de los polos si son convexos o planos hará una selección de los tejidos. No sustituye a las anteriores pero es muy versátil porque me puedo adaptar muy bien a los tejidos.
Vemos por lo tanto que la función de las radiofrecuencias no es solamente reafirmante sino remodelante, relajante muscular, anticelulitica, antiarrugas, etcétera.

Y, hasta aquí, los tipos que podemos encontrar. No olvides seguir la clase que, como siempre, te incluyo a continuación.

Pilar Álvarez Palmeiro.





lunes, 27 de abril de 2020

Fotodepilación. Protocolo facial.



Nuestra Directora Técnica, Yolanda Pérez Mayoral, ha dedicado una clase especial a la depilación facial por se un caso un poco más excepcional. 

El vello facial se va desarrollando y adquiriendo grosor. Podemos encontrar de 120 a 500 folículos en un centímetro cuadrado, aunque son unidades microscópicas que no se aprecian a simple vista.
En los caballeros solo reaccionan bien los que se encuentran en zonas que no son androgenicas como pómulo sobre todo la parte alta y cuello la zona inferior. En su caso es muy difícil eliminar las zonas centrales

Imprescindible las gafas para uso personal del cliente.
En mujeres hay momentos en los que pueden bajar los estrógenos y subir los andrógenos, por ejemplo menopausia, o existir trastornos hormonales que generen hirsutismo. Todos los pelos no están en la misma fase de crecimiento y son pelos que afectan psicológicamente a la persona que lo padece, por lo que esperar entre sesiones es un suplicio. Estas personas deben hacerse un tratamiento regenerador e hidratante inicial antes de la fotodepilación si son adictas a la pinza y se causan lesiones.

Diferenciamos dos tratamientos en facial: el primero sería para vello facial incipiente y el segundo para casos de hirsutismo.

El vello incipiente es aquel que partiendo de un bello finito comienza a reforzarse. En este caso no debe comenzarse directamente por fotodepilación porque aún son finos y con la energía y el calor que genera la fotodepilación puede hacer que se incrementen. Hay que ver cuál es el problema y hacer depilación eléctrica en los pelos puntuales que se están engrosando. Nunca con cera.
Si ya hay más pelos, tenemos que hacer un tratamiento combinado de fotodepilación y depilación eléctrica. La piel debe estar muy hidratada y le recomendaremos la rasuracion química entre sesiones siguiendo muy bien las instrucciones del fabricante para no irritar la piel.

En estos casos el seguimiento no se hará cada tres meses por la cantidad de folículos, sino en dos fases. Una fase de shock para coger el mayor número de pelos que se hará semanalmente durante un mes y medio es decir seis sesiones. El objetivo es que en alguna de estas sesiones encontremos el mayor número de folículos activos. A partir de ahí cada vez las sesiones serán más distantes hasta alcanzar dos o tres semanas. En la segunda fase se realizará la depilación cada 4 semanas y progresivamente iremos aumentando la distancia según se observe la pérdida de pelo.
En el caso de hirsutismo severo es un problema endógeno en el que no podemos hablar de número de sesiones. Con qué se vayan espaciando ya sería un éxito. Se convertiría en un tratamiento paliativo, pero no definitivo.

El hirsutismo es el crecimiento excesivo de vello en mujeres, en zonas en las que no suelen tener puesto que son andrógeno-dependientes: labio superior, patillas, barbilla, cuello, areolas mamarias, tórax, en área inmediatamente superior o inferior al ombligo, así como en ingles, muslos, espalda.           







 Y tras esta breve introducción, no te pierdas la clase que viene a continuación. También incluyo la lista de productos necesarios para realizar un trabajo óptimo.

¡Hasta pronto!! 
Pilar Álvarez Palmeiro.


  1. Gafa IPL para cliente: https://bit.ly/2VrTl5E
  2. Gel calmante y regenerador de Eva Visnú, Rigenerare: https://bit.ly/3aq8k4j
  3. Crema con color y FPS50, Sicurezza: https://bit.ly/2yBmWjW
  4. Crema con FPS50 ¡y filtro de protección de luz azul!, Protezione Plus: https://bit.ly/3atkaKU
  5. Emulsión Ácida: https://bit.ly/3asV3bk
  6. Con respecto a los folínculos, recomiendo el exfoliante químico corporal de Anubis Cosmetics:Tri Acids: https://bit.ly/2yxfSoC



viernes, 24 de abril de 2020

Fotodepilación. Contraindicaciones.


Ya hemos visto que la fotodepilación es un tratamiento completamente recomendable para eliminar el vello o, como mínimo, para espaciar las sesiones el mayor tiempo posible, pero ¿siempre es posible? ¿Todo el mundo es candidato óptimo? Pues no. Como en todas las cosas también hay excepciones. Vamos a verlas.

Contraindicaciones absolutas

1.- Dispositivos electrónicos. La carga electromagnética les perjudica. Serían un ejemplo de ellos marcapasos, dosificadores de insulina o neuroestimuladores.

2.- Epilepsia. La luz puede ser un desencadenante de un brote.
3.- Lesiones víricas. Herpes zóster o simple. Todo lo que genere llagas, lesiones o heridas. Si es simple a veces no pasa nada pero un zóster es muy doloroso.
4.- Lupus. Es una enfermedad autoinmune. Hay muchos tipos. El lupus eritematoso sistémico porque puede afectar y afecta a la piel, las articulaciones, los riñones, el cerebro y otros órganos. En este caso no se puede tratar con ningún tipo de tratamiento de fotodepilación.
5.- Áreas tatuadas. Absorben mucho la luz y esto genera lesiones especialmente cuando el color del tatuaje es negro, pero también ocurre con otros colores como el marrón o el gris. Hay que cubrir la zona con un esparadrapo preferiblemente blanco.
6.- Inflamaciones localizadas. No importa la procedencia, ni siquiera a causa de un esguince de tobillo. Hay que trabajar en una piel sana.
7.- Menores sin consentimiento del padre madre o tutor. Dicha autorización tiene que ser por escrito y estar firmada.

8.- Algunas medicaciones:
Antibióticos. Nunca debe realizarse la depilación durante la ingesta de antibiótico. Depende de la prescripción del médico el tiempo que dejemos pasar después de la última toma. Si se ha prescrito cada 8 horas, se puede realizar el tratamiento a partir de las 8 horas de la última ingesta. Si es cada 24 horas, un día después de la última toma.
Isotretinoina. Es un retinoide (procede de la vitamina A) que encontrábamos tradicionalmente en un medicamento llamado Roacutan. La isoteninoían se usó como tratamiento para algunos cánceres y luego se vio la capacidad de regeneración que tiene por lo que comenzó a aplicarse en casos de acné severo. Hay que dejar mínimo 6 meses tras el tratamiento antes de depilar.

Siguiendo con el tema de los medicamentos aunque no son contraindicaciones absolutas, hay que tener en cuenta a los antiinflamatorios, analgésicos y antidepresivos. La sensación de dolor se altera y puede generar desorientación en el profesional porque el paciente no nota nada en ocasiones por lo que puede pasarse de energía y generar lesiones.
Sin embargo, frente a lo que pudiéramos pensar los fármacos fotosensibilizantes no son una contraindicación. Se trata de una sensibilidad generada ante la luz ultravioleta A y B y justamente ninguna de ellas están presentes de estos métodos de depilación. Lo mismo ocurre con los fototoxicos crean una irritación local en la piel, pero en contacto con la luz ultravioleta A y B. Sería el caso de los perfumes, que como norma general, nunca deben aplicarse sobre la piel y de algunos aceites esenciales como bergamota, rosa mosqueta, o hipérico.

Contraindicaciones relativas.

1.- Embarazo. Una embarazada puede depilarse perfectamente, pero los cambios hormonales alteran la distribución del vello por lo que el resultado no estaría garantizado.

2.- Tratamientos hormonales. Nos referimos a cualquier tipo de hormonas, no solo las sexuales, porque se manifiestan en cadena y afectan al vello.

3.- Nevus pigmentario o cualquier otra mancha oscura.

4.- Cejas. No se pueden trabajar cejas por su proximidad al ojo.
5.- Zonas de mucosa. Constituyen una barrera frente a agresiones exteriores como bacterias y con las altas temperaturas podemos deteriorarla.
6.- Escroto. Ocurre igual que en el caso anterior es una zona muy vascularizada y su misión es mantener los testículos a una temperatura inferior a la del cuerpo por lo tanto no le conviene el calor. 







miércoles, 22 de abril de 2020

Fotodepilación: Profundidad de pelo y longitud de onda.





LASER DE DIODO
Como ya hemos visto en otras entradas, absorción y color están relacionadas. Si no hay color no conseguimos resultados porque no tenemos nada que conduzca la energía. Y lo mismo ocurre con la profundidad del pelo, tenemos que tenerla en cuenta para llegar a la papila germinativa y no quedarnos a medio camino.

Ocurre a veces que no se obtienen resultados porque el color se va deteriorando y lo mismo pasa con el grosor ¿Por qué pasa esto?  En el propio folículo hay una protuberancia que es el tanque melánico. Si no se hace bien la fotodepilación incidimos en él y destruimos esta estructura de melanina pero no la de keratina dando lugar a pelos cada vez más claros que posteriormente es mucho más difícil depilar. Encontramos aquí un axioma: más potencia no es igual a más efectividad.

Lo mismo puede ocurrir con el rostro. El más superficial de los vellos es el facial femenino. El labio superior, patillas y mandíbula tienen pelos a 1,5 mm de profundidad. La nuca o el cuello por ejemplo tiene pelos muy profundos, hasta 9 mm de profundidad, igual que el pubis.

Los pelos pueden ser superficiales o profundos. Hay diferentes profundidades en el organismo desde 0,05 mm a 9 o 11 mm. En unas ingles integrales, por ejemplo, encontramos distintas zonas y diferentes profundidades. La línea del bikini, el monte de Venus, labios mayores y la zona perianal cada uno con una profundidad y por lo tanto con una longitud de onda diferente.

Longitud de ondaVeamos cuales son esas longitudes de onda, tanto para LASER como para IPL. Pero antes ¿Qué es una longitud de onda? En el terreno de la física, se denomina onda a la oscilación periódica que se propaga ya sea en el vacío o en un medio físico. La idea de longitud, alude a la distancia entre dos puntos.

La amplitud es la distancia vertical que se registra entre el punto medio de la onda y su cresta. La distancia existente entre dos crestas consecutivas es lo que se conoce como longitud de onda. También puede definirse a la longitud de onda como la separación que se registra entre dos puntos correspondientes de ondulaciones que son consecutivas.

La longitud de onda se mide en múltiplos o submúltiplos del metro. En este caso nanómetros. Es la milmillonésima parte de un metro.


Láser para fotodepilación.
Diodo: 810 nanómetros.
Alejandrita: 755 nm.
Neodimio yag: 1064 nm. Éste está prácticamente ya en desuso.
El láser tiene solo una longitud de onda, por eso es coherente monodireccional y monocromático.
I.P.L.

Luz pulsada intensa (I.P.L.)

Puede emitir muchas radiaciones diferentes que hay que seleccionar en función del trabajo. Tenemos unos filtros de corte que cambian la longitud de onda. Con I.P.L. podemos tener filtros desde 560 nanómetros hasta 1200.

Los pelos superficiales se tratan mejor con I.P.L. por la longitud de onda, a no ser que el pelo sea muy oscuro. Actualmente, lo ideal es tener un equipo de luz pulsada intensa con 5 filtros que usaremos dependiendo de cada zona. Son son más versátiles.

Como estamos viendo, son muchas las cuestiones a tener en cuenta, pero esperamos estar aclarando los conceptos y que os resulten mucho más claros. Todavía quedan más temas a tratar, las contraindicaciones y los tratamientos "rebeldes".

Os dejo con Yolanda Pérez Mayoral y sus fantásticas clases.

Pilar Álvarez Palmeiro. 








martes, 21 de abril de 2020

Fotodepilación. Fases de crecimiento del pelo.



Seguimos con nuestro curso de Fotodepilación. Vamos a hacer un resumen de la magnífica exposición que Yolanda Pérez Mayoral, Directora Técnica de Nueva Visión, hace en sus formaciones en directo.
 
Anágena o productiva.
Se produce la dilatación del capilar sanguíneo que favorece la generación del tallo piloso. Prácticamente no veo el pelo porque no asoma de la superficie de la piel.  

 Catágena. 

El aporte sanguíneo es menor, ya que no requiere tanto suministro. Continúa el crecimiento lento y el pelo está pegado a la papila.  

Estas dos primeras fases son las óptimas para la fotodepilación precisamente por esta conexión del pelo a la papila ya que tenemos que recordar que actúa de conductor de la energía.

Telógena
Se pierde la actividad circulatoria, la papila se retrae y se cierra el folículo para expulsar el pelo.  



Reposo
Descanso y expulsión del pelo del folículo. Se desconoce el tiempo que se precisa para volver a fase anagena.


Todos los pelos se renuevan. Tienen un ciclo de vida determinado, pero no es el mismo en todas las zonas. Concretamente el cuero cabelludo, las cejas y las pestañas tienen las fases anágena y catágena más largas que en el resto del cuerpo.
En los primeros tratamientos, no podemos decir que acabaremos con el 100% de los pelos porque no sabemos los folículos que tenemos en reposo y que por lo tanto no estamos tratando puesto que el pelo actúa como transmisor. Las sesiones deben efectuarse aproximadamente con una periodicidad de 3 meses. Este es el tiempo de duración aproximada de las tres fases y así nos aseguramos de tener el pelo disponible para llevar la energía al interior del folículo pilosebáceo.  Siempre es una media. Si la persona siempre se ha rasurado, ya sea una rasuración química o mecánica, tenemos un 35% de pelos en anágenaY está comprobado que, cuanta más distancia entre las sesiones, más efectividad. Además el abuso de sesiones genera desnaturalización del pelo y es peor porque se vuelve más fino y la concentración de pelos es menor.  

Con esto, cerraríamos el capítulo de las fases de crecimiento del pelo. Pero quedan muchos más asuntos que tratar y que tener en cuenta a la hora de depilar con luz: profundidad, longitud de onda, contraindicaciones....
Sigue atento a nuestras entradas del blog. 

Hasta pronto.
Pilar Álvarez Palmeiro.