Buscar este blog

martes, 21 de abril de 2020

Fotodepilación. Fases de crecimiento del pelo.



Seguimos con nuestro curso de Fotodepilación. Vamos a hacer un resumen de la magnífica exposición que Yolanda Pérez Mayoral, Directora Técnica de Nueva Visión, hace en sus formaciones en directo.
 
Anágena o productiva.
Se produce la dilatación del capilar sanguíneo que favorece la generación del tallo piloso. Prácticamente no veo el pelo porque no asoma de la superficie de la piel.  

 Catágena. 

El aporte sanguíneo es menor, ya que no requiere tanto suministro. Continúa el crecimiento lento y el pelo está pegado a la papila.  

Estas dos primeras fases son las óptimas para la fotodepilación precisamente por esta conexión del pelo a la papila ya que tenemos que recordar que actúa de conductor de la energía.

Telógena
Se pierde la actividad circulatoria, la papila se retrae y se cierra el folículo para expulsar el pelo.  



Reposo
Descanso y expulsión del pelo del folículo. Se desconoce el tiempo que se precisa para volver a fase anagena.


Todos los pelos se renuevan. Tienen un ciclo de vida determinado, pero no es el mismo en todas las zonas. Concretamente el cuero cabelludo, las cejas y las pestañas tienen las fases anágena y catágena más largas que en el resto del cuerpo.
En los primeros tratamientos, no podemos decir que acabaremos con el 100% de los pelos porque no sabemos los folículos que tenemos en reposo y que por lo tanto no estamos tratando puesto que el pelo actúa como transmisor. Las sesiones deben efectuarse aproximadamente con una periodicidad de 3 meses. Este es el tiempo de duración aproximada de las tres fases y así nos aseguramos de tener el pelo disponible para llevar la energía al interior del folículo pilosebáceo.  Siempre es una media. Si la persona siempre se ha rasurado, ya sea una rasuración química o mecánica, tenemos un 35% de pelos en anágenaY está comprobado que, cuanta más distancia entre las sesiones, más efectividad. Además el abuso de sesiones genera desnaturalización del pelo y es peor porque se vuelve más fino y la concentración de pelos es menor.  

Con esto, cerraríamos el capítulo de las fases de crecimiento del pelo. Pero quedan muchos más asuntos que tratar y que tener en cuenta a la hora de depilar con luz: profundidad, longitud de onda, contraindicaciones....
Sigue atento a nuestras entradas del blog. 

Hasta pronto.
Pilar Álvarez Palmeiro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!