Buscar este blog

lunes, 27 de abril de 2020

Fotodepilación. Protocolo facial.



Nuestra Directora Técnica, Yolanda Pérez Mayoral, ha dedicado una clase especial a la depilación facial por se un caso un poco más excepcional. 

El vello facial se va desarrollando y adquiriendo grosor. Podemos encontrar de 120 a 500 folículos en un centímetro cuadrado, aunque son unidades microscópicas que no se aprecian a simple vista.
En los caballeros solo reaccionan bien los que se encuentran en zonas que no son androgenicas como pómulo sobre todo la parte alta y cuello la zona inferior. En su caso es muy difícil eliminar las zonas centrales

Imprescindible las gafas para uso personal del cliente.
En mujeres hay momentos en los que pueden bajar los estrógenos y subir los andrógenos, por ejemplo menopausia, o existir trastornos hormonales que generen hirsutismo. Todos los pelos no están en la misma fase de crecimiento y son pelos que afectan psicológicamente a la persona que lo padece, por lo que esperar entre sesiones es un suplicio. Estas personas deben hacerse un tratamiento regenerador e hidratante inicial antes de la fotodepilación si son adictas a la pinza y se causan lesiones.

Diferenciamos dos tratamientos en facial: el primero sería para vello facial incipiente y el segundo para casos de hirsutismo.

El vello incipiente es aquel que partiendo de un bello finito comienza a reforzarse. En este caso no debe comenzarse directamente por fotodepilación porque aún son finos y con la energía y el calor que genera la fotodepilación puede hacer que se incrementen. Hay que ver cuál es el problema y hacer depilación eléctrica en los pelos puntuales que se están engrosando. Nunca con cera.
Si ya hay más pelos, tenemos que hacer un tratamiento combinado de fotodepilación y depilación eléctrica. La piel debe estar muy hidratada y le recomendaremos la rasuracion química entre sesiones siguiendo muy bien las instrucciones del fabricante para no irritar la piel.

En estos casos el seguimiento no se hará cada tres meses por la cantidad de folículos, sino en dos fases. Una fase de shock para coger el mayor número de pelos que se hará semanalmente durante un mes y medio es decir seis sesiones. El objetivo es que en alguna de estas sesiones encontremos el mayor número de folículos activos. A partir de ahí cada vez las sesiones serán más distantes hasta alcanzar dos o tres semanas. En la segunda fase se realizará la depilación cada 4 semanas y progresivamente iremos aumentando la distancia según se observe la pérdida de pelo.
En el caso de hirsutismo severo es un problema endógeno en el que no podemos hablar de número de sesiones. Con qué se vayan espaciando ya sería un éxito. Se convertiría en un tratamiento paliativo, pero no definitivo.

El hirsutismo es el crecimiento excesivo de vello en mujeres, en zonas en las que no suelen tener puesto que son andrógeno-dependientes: labio superior, patillas, barbilla, cuello, areolas mamarias, tórax, en área inmediatamente superior o inferior al ombligo, así como en ingles, muslos, espalda.           







 Y tras esta breve introducción, no te pierdas la clase que viene a continuación. También incluyo la lista de productos necesarios para realizar un trabajo óptimo.

¡Hasta pronto!! 
Pilar Álvarez Palmeiro.


  1. Gafa IPL para cliente: https://bit.ly/2VrTl5E
  2. Gel calmante y regenerador de Eva Visnú, Rigenerare: https://bit.ly/3aq8k4j
  3. Crema con color y FPS50, Sicurezza: https://bit.ly/2yBmWjW
  4. Crema con FPS50 ¡y filtro de protección de luz azul!, Protezione Plus: https://bit.ly/3atkaKU
  5. Emulsión Ácida: https://bit.ly/3asV3bk
  6. Con respecto a los folínculos, recomiendo el exfoliante químico corporal de Anubis Cosmetics:Tri Acids: https://bit.ly/2yxfSoC



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!