Buscar este blog

lunes, 26 de noviembre de 2012

¿Conoces A Tus Clientes?


Sin clientes no hay empresa, por tanto, todos estaremos de acuerdo en que conocer los  verdaderos deseos del cliente, es nuestra primera y más importante obligación. Y cuando digo conocer bien al cliente me refiero a interesarnos por descubrir sus necesidades, sus gustos, sus preferencias, en resumen, saber cómo podemos serle más útil y actuar de la manera que más nos acerque a nuestro objetivo. 

Al cliente no le gusta esperar, atiéndolo de inmediato cuando entre en tu salón, haz que se sienta cómodo y  dirígete a él por su nombre. 

Si tiene que esperar (nunca más de diez minutos), procura agasajarlo con algún detalle como café, caramelo, etc., Incluso, si estuviera dentro de tus posibilidades, acompáñalo durante el tiempo de espera.

Tendrás el éxito asegurado si consigues superar las expectativas favorables del cliente, es decir, si eres capaz de averiguar qué quiere realmente y lo consigues mejorar.

No te adelantes a proponer creyendo que ya sabes lo que el cliente quiere sin antes preguntar. Piensa, observa y escúchale con mucha atención.

Cuando ofrezcas una sugerencia profesional, hazlo con tanta humildad como amabilidad, y por supuesto, recomienda lo que creas que le va mejor al cliente, no lo que a ti te interesa más. 

En estos tiempos, más que nunca, que nuestra conversación sea optimista, esperanzadora, con visos de ir a mejor siempre.

Trata siempre a tus clientes como te gusta ser tratado cuando lo eres. 

Y dos comentarios más: No pongas precios en los escaparates, mejor crear el interés y que pasen a preguntar. 

Renueva tu presencia exterior como máximo cada quincena con algo nuevo. Hay novedades cada día, no te quedes atrás. Inventa, busca, organiza, mezcla, da tu toque especial, el tuyo, el que te diferencia en cada cartel, oferta, tratamiento, lo que sea que hagas, que lleve tu marca de la casa. 

Buena y exitosa semana te deseo, 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!