Buscar este blog

lunes, 22 de octubre de 2012

Una Sonrisa, Por Favor




¿Qué tendrá la sonrisa que hasta los animales están más guapo cuando parece que sonríen? Dan confianza, ¿verdad? no te imaginas que uno de estos perros se levante furioso y se ponga a ladrar. Pues igual nos sucede a las personas.

Cuando saludamos con el gesto huraño, sin mirarnos, sin transmitir ni un ápice de nuestra capacidad para agradar, no llegamos a nuestro semejante, es más, podemos causarle rechazo por un simple saludo y eso, para todos aquellos que estamos en contacto con el público, es muy perjudicial porque sin quererlo generamos una visión negativo de nosotros mismos y eso cuesta cambiarlo.

Somos lo que transmitimos, aquello que los demás reciben de nosotros. No es nuestra imagen por sí sola la que vende, sino lo que compartimos de nosotros lo que nos acerca a los demás. 

Sonríe. Sonríe cuántas más veces, mejor. Te sentirás más feliz y conseguirás que lo sean las personas que están a tu alrededor. Sonríe y tu interlocutor estará más predispuesto a escucharte e incluso, estará más de acuerdo contigo. Sonríe y la vida te sonreirá a ti. 

Buena semana os deseo a todos, hasta el próximo lunes. 

2 comentarios:

  1. jajajaja....¡Una imagen muy simpática! Tienes toda la razón del mundo, si transmitimos alegría nos sentiremos felices, y transmitiremos felicidad!! Besos.

    ResponderEliminar
  2. Cuánta razón tienes! Es lo más importante para una primera impresión, y parece que cobran por sonreir..Con lo bien que sienta! Además la gente es mucho más amable cuando se les recibe con una sonrisa..

    Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu participación!