Buscar este blog

viernes, 19 de octubre de 2012

¿Qué es la Reflexología Podal?

Aunque es una técnica que en muchos casos  genera controversia, lo cierto es que lleva mucho tiempo con nosotros. La Reflexología es una terapia milenaria, sobre todo en extremo oriente, donde era practicada hace más de 5.000 años. En la antigüedad aprendían de forma instintiva a localizar las zonas o puntos que debían ser manipulados para producir una reacción refleja.

Los antiguos chinos consideraban al ser humano como una de las expresiones de la tensión entre dos polos: el cielo y la tierra. Igual que en el universo todo se relaciona y comunica así ocurre con nuestro cuerpo.

Para ellos, la degeneración, la falta de actividad física, hiperactividad mental, el pensamiento en lugar del sentimiento son condiciones que nos alejan de nosotros mismos y crean una situación de total desconocimiento del mal que nos destruye.

Desde el punto de vista mental, la reflexología ofrece una capacidad tranquilizadora y una sensación de bienestar tan agradable que el paciente puede llegar a alcanzar un punto de relajación profundo.

Fue hacia el año 1.900 cuando el Dr. Fitzgerald (otorrino) se dedicó a observar y desarrollar las posibilidades de influir en los órganos del cuerpo mediante presiones. Más tarde, confeccionó unos diagramas de las zonas de los pies y las diez divisiones del cuerpo, que se encuentran reflejadas en ellos.

Existen diez secciones longitudinales iguales que parten de la cabeza hasta los dedos de los pies, y de la cabeza a los dedos de las manos. Además de estas diez secciones longitudinales, la terapia zonal tiene otras divisiones transversales:
1.- La línea que pasa por encima del hombro.
2.- La línea que pasa por encima del diafragma.
3.- La línea que pasa por encima de la cadera.

El cuerpo queda así dividido en cuatro secciones. Existen además conexiones reflejas que se basan en el sistema energético y que se encuentran en las articulaciones.

Trabajando en colaboración con Fitzgerald y siguiendo su labor, la masajista norteamericana Eunice Ingham, perfeccionaría el método. Y de la mano de de Hanne Marquardt , discípula de Eunice, llegó por fin a Europa.
Eunice Ingham
Hanne Marquardt

Debemos considerar la Reflexología Podal como una forma natural de ayuda para el organismo. Pero no podemos olvidar que nosotros no practicamos la medicina. Por lo tanto, cuando notemos alguna anomalía de importancia debemos aconsejar a la persona que recurra a la consulta médica.

¿Te interesa esta materia? En Cursos Visión tenemos programado el curso de Reflexología Podal, si quieres más información, ponte en contacto conmigo: 91 531 19 23 o pilaralvarez@nuevavision.es



2 comentarios:

  1. Es una técnica muy interesante y curiosa. Incluso se han realizado estudios en pacientes ingresados en unidades de cuidados intensivos y mejoraban respiratoriamente con masajes en los pies.¡¡Muy interesante! Bss.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario. Tantos años (milenios) avalan una técnica que aún hoy en día provoca controversias aunque lo respaldan múltiples estudios y experiencias.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu participación!