Buscar este blog

lunes, 15 de octubre de 2012

Qué Mal Vendemos





Pues sí, dejamos de vender cada vez que damos una nula o equivocada información al cliente. Os cuento lo que me pasó hace dos fines de semana y vosotros decidís si me quedaron ganas de volver al restaurante. Lástima que a lo mejor su dueño piensa que lo tiene bien atendido y echa la culpa a la crisis o a la mala suerte su falta de clientes, a lo mejor así de ciegos estamos muchos y no sabemos ver que el enemigo está dentro de nuestro negocio en lugar de empecinarnos en buscarlo fuera. 

El mostrador no incitaba a probar muchos aperitivos, pocos y con un aspecto regular, lento el servicio, ajeno a los clientes, ¿así atendemos en nuestros negocios? como si el cliente no fuera nuestro mejor patrimonio... pero bueno, se estaba bien en la terraza, nos esforzamos por sentirnos cómodos, aún no me había dado cuenta de que ese lugar, pese a su excelente ubicación, sería fruto del fracaso y cierre de seguir en esa línea (no le doy un año), ¿cuántos salones de belleza y peluquería también estarán sentenciados por su mala gestión? 

¿Tiene algo dulce? pregunté al camarero.

Claro, me respondió, tenemos helado de chocolate, nata, vainilla, turrón...

Pues traigame uno de turrón.

Pasa un buen rato antes de que aparezca el camarero para decirme:

Lo siento, se nos ha terminado el turrón.

Vaya, pues me apetecía mucho, bueno, pues de nata.

Vuelve al rato para decirme:

Sólo nos queda de vainilla.

Ay, no, la vainilla no me gusta, ¿qué más tiene? 

Tiramisú, crema de chocolate, tarta de queso y tarta de Santiago.

Tiramisú, por favor. 

Al rato, vuelve.

Lo siento, sólo tenemos tarta de Santiago. 

Nos echó, es que ya nada quedaba por hablar. 

Por favor, no caigamos en el error de prometer lo que no podemos cumplir, no despertemos falsas expectativas en nuestros clientes, no lancemos posibilidades sin antes confirmar que son actuales y que podemos satisfacerlas. No destrocemos nuestro propio negocio. Observemos cómo atendemos a los clientes porque en ello nos va la supervivencia. 

Buena semana, 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!