Buscar este blog

lunes, 21 de enero de 2013

OPTIMISMO



Es imprescindible, en tiempos como los actuales, ser optimista, pero serlo no significa decir que aquí no pasa nada. No es eso, ser optimista es saber que pasa y mucho y además, no bueno, y sin  embargo, uno sigue buscando salidas, uno sigue sin tirar la toalla, uno espera, con razonamientos y lógica, a que la situación mejore muy pronto porque sabemos que así ya no puede continuar mucho tiempo.

Y ser optimista es levantarse cada mañana confiando en que el día nos depare buenas noticias y la posibilidad de trabajar las ocho horas. También significa buscar alternativas.

Uno de los mayores problemas de los pequeños negocios es precisamente la falta de iniciativa. Es como decir, a mí me dijeron o hace años me fue bien así y no voy a cambiarlo porque es así como se debe de hacer. 

En el libro de autoayuda Todo lo que necesitas está en ti. de Osho, leí una frase que se me quedó grabada. Decía que había descubierto 522 formas de lavar los platos. Desde aquel día, os aseguro que me pienso mucho comentar que una determinada tarea se debe hacer de una determinada forma porque sí, porque eso es lo que yo creo.

Lo que no funciona ahora, hay que cambiarlo ya. La diferencia entre el éxito y el fracaso es acertar precisamente en los cambios y acomodarlos a los nuevos tiempos. 

Optimista, siempre, pero con los pies en el suelo y desarrollando la creatividad a tope. 

Feliz semana para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!