Buscar este blog

martes, 22 de enero de 2013

Aromaterapia. Aceites Vegetales

La efectividad de la aromaterapia depende de los aceites escenciales.


La mayoría de estos aceites esenciales son poderosos antivíricos, antisépticos y citofilácticos, o sea, favorecen el crecimiento de células nuevas y sanas.
Para conseguir una correcta acción terapéutica, una vez tenemos determinada y comprobada la pureza de los aceites, tenemos que tener en cuenta que los aceites esenciales no se pueden aplicar diretamente sobre la piel, savol en determinados casos. Por reglar general, su aplicación es diluida sobre aceites vegetales de primera presión en frío, maceraciones o tinturas y siempre decartar los aceites refinados.

Definiciones correctas

Aceite vegetal: todos aquellos que se extraen de semillas o furtos con gran contenido en ácidos grasos.
Todos los frutos y semillas de los miles y miles de plantas que crecen en el planeta tienen ácidos grasos y aceites esenciales, pero no se hacen plantaciones de todas las especies vegetales y, en muchos casos, la materia grasa y la concentración de aceites esenciales es tan pequeña que, para su extracción, tendríamos que extinguir la especie.
Centrémonos en los aceites base y los métodos de obtención donde no interviene la química ni las altas temperaturas.
Primera presión en frío: se consigue presionando los frutos ricos en ácidos grasos sin utilizar el calor para que no sufran descomposición molecular.
El ejemplo más claro es el del aceite de oliva que se consume en alimentación: el "extra virgen". Es un aceite esencial de primer presión, el único que contiene todas sus propiedades.
El resto de variantes del aceite de oliva: extra, orujo o refinado, han pasado por varios prensados utilizando calor y, su valor nutricional, ha bajado siendo útil solamente para freír.
Igualmente ocurre con los aceites utilizados para masaje. El precio marca la calidad, no se pueden comercializar aceites de primera presión a bajo coste.
Los más utilizados son:
  • Almendras dulces
  • Germen de trigo
  • Onagra
  • Rosa Mosqueta
  • Argán
  • Jojoba
Como grasa vegetal también recomiendo la Manteca de Karité pura. Por su densidad, me permite fabricar protectores labiales y cremas de textura densa.
Maceración: existen en la naturaleza plantas con aceites esenciales y compuestos muy efectivos sobre nuestro organismo pero su estructura natural, no permite extraerlos; carecen de materia grasa, sus semillas son muy pequeñas y dificultan la recolección, sus tallas son frágiles  ó los extractos se oxidan con facilidad.
Este es el caso de la caléndula, con propiedades regeneradoras y efectos antiinflamatorios. Macerándola en aceite de oliva se consigue un aceite de caléndula con un valor terapéutico muy amplia, al igual que el hipérico o hierba de San Juan (hipericum perforatum).

Aplicaciones

Los aceites esenciales se aplican en masaje, pulverizaciones, gárgaras, baños, irrigaciones, compresas...
Cada método tiene una forma de diluir los aceites y la dosis depende de cada planta.
Por regla general, en las mezcla, los aceites esenciales no deben de superar el 3%.

El próximo martes hablaré de los efectos y propiedades de los aceites vegetales más utilizados.
¡Hasta el martes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!