Buscar este blog

viernes, 11 de enero de 2013

LAS VITAMINAS Y TU PIEL

                                      

De la misma manera que cualquier órgano necesita que ingiramos vitaminas y nutrientes así nuestra piel pide a gritos su parte proporcional ¿Por qué? Porque aunque es un órgano como otro cualquiera y es imprescindible para la supervivencia, siempre se queda para el final, la pobre.

Por eso es tan importante cuidarla desde el exterior. En invierno son importantísimo las vitaminas. Y os quiero contar de una forma básica para que está indicada cada una en estética. Actúan como encimas y no se producen en el organismo, excepto la vitamina D”, prohibida en cosmética. Se obtienen del reino vegetal, animal o sintéticas. Contribuyen a proteger,  restablecer y renovar la piel, el cabello y las uñas.


Las vitaminas más utilizadas son :

Vitamina “A” : Aumenta la actividad enzimática.

Palmitato o retinol son las formas por las que se conoce la vitamina “A” esencial para el desarrollo y mantenimiento de la piel, aumenta el espesor, da  tersura  suavidad y flexibilidad, previene el envejecimiento cutáneo. Antirradicales libres.

Ácido Retinoico : es otra forma de vitamina “A”. Solo se puede usar en farmacia, pues produce irritaciones indeseadas.


Vitamina “F”

Linoleato de etilo : De origen vegetal fundamentalmente, aunque se puede obtener también de hígados de animales marinos, está constituida por ácidos grasos esenciales altamente insaturados : Ácido linoleico y araquidónico . Muy lubricante haciendo un efecto barrera  sobre el estrato córneo. La carencia de vitamina “F” produce en la piel, sequedad, rugosidad, descamaciones y pérdidas de elasticidad. Se encuentra en aceites vegetales como : lino, germen de trigo, jojoba.  ...  es conveniente saber que si en nuestra imantación incrementamos el aporte de vitamina “F” nuestra piel lo reflejará.

Vitamina “E”

Tocoferol : está considerada como la vitamina antienvejecimiento por excelencia, de efecto vascularizante favorece el riego sanguíneo y la formación de antirradicales libres, por sus efectos antioxidantes ejem. La microcirculación cutánea aumenta casi en un 50% después de 10 días de su aplicación tópica, esto se consigue, no por una acción vasodilatadora sino por el efecto que ejerce sobre las membranas, que permiten a los vasos sanguíneos recuperar su motricidad natural, además de ser antieritematosa y antiinflamatoria, está indicada en los tratamientos de deshidratación, flacidez cutánea, arrugas, sequedad y senectud.


Vitamina “C”

También denominado Ácido Ascórbico, estimula la síntesis del colágeno, ya que es un coofactor esencial para la encimas necesarias en su biosíntesis. Es un protector integral, actúa como potente antioxidante y neutralizante de los radicales libres y favorece la producción de sustancias cementantes intercelulares.

La absorción de la vitamina “C” a través de la piel es indudable, su penetración en gradual desde el estrato córneo hasta la dermis capilar, su aplicación tópica presenta una concentración en la piel 20/30
veces superior a la administrada oralmente, manteniendo su elevada efectividad hasta 48 después de su aplicación. Indicada en los tratamientos de deshidratación, sequedad y envejecimiento prematuro.

Ahora búscalas entre tus firmas favoritas.
Saludos y hasta la próxima.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!