Buscar este blog

lunes, 3 de junio de 2013

No Seas Indiferente Ante El Cliente



Pongo nota a los vendedores que se cruzan en mi camino, debe ser malformación profesional, pero lo hago, no puedo evitarlo, cuando tengo delante un vendedor analizo sus palabras, sus argumentos pero sobre todo, me fijo en su actitud, ¿me llega? ¿me trasmite? ¿el qué cercanía o frialdad? ¿sinceridad o hipocresía? ¿se cree lo que me está diciendo?

Pues bien, al que siempre suspendo con un cero del tamaño de una sandía, es al Indiferente.  Ese vendedor que no lo es, que siempre tiene cara de estar amargado, que no mantiene la mirada ni un segundo y que jamás se involucra en una decisión, en un comentario profundo, en algo que te de la certeza de que acertarás si compras. A ese vendedor yo le pediría que cambiara de profesión lo antes posible porque denigra a la que se dedica. Ese pseudo vendedor que está mirando al tendido mientras tú eliges una prenda, o que dedica su tiempo a hacer un comentario, normalmente negativo "todavía quedan dos horas, buff", a un compañero que pasa a su lado, no merece ni un sólo euro de tu bolsillo. No sabe ganárselo. 

Entrar en un salón de belleza y que ningún empleado te salude, es decepcionante, sentarte a esperar y que nadie te haga caso o te comente que inmediatamente vas a ser atendido, dan ganas de salir de alli y no volver la vista atrás, que cuando es tu turno apenas se digne saludarte, sonreir y seguir el curso de tu conversación porque ya tiene la suya propia con el compañero de al lado, es tanto como llamar a voces al fracaso. Llegará, claro que llegará. 

La indiferencia genera antipatía y ésta es contagiosa, así que, por favor, si tu trabajo está relacionado con la atención al cliente, que éste sea lo más importante de tu jornada de trabajo, haz que se sienta feliz, importante, bien atendido y tendrás la agenda a rebosar. 

Vamos a por junio, depende de nosotros, sólo de nosotros convertirlo en un gran mes. No lo olvides. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!