Buscar este blog

viernes, 21 de junio de 2013

¿Expertos? ¡Tú si puedes serlo!

¡Ya es verano! Por lo menos oficialmente y las temperaturas así lo corroboran. ¡Hala! A lucir cuerpazos en las terracitas, en las piscinas, en las playas y donde sea porque el calor es lo que tiene, que reduce la ropa a la mínima expresión. Así que abundan los shorts, tops, minivestidos, biquinis y también me he fijado recientemente otra cosa: proliferan los expertos en estética.
Cada programa tiene uno ya sea en horario de mañana o de tarde, y no digamos de las redes sociales o los nuevos canales de televisión orientados a público femenino. Habitualmente no me fijo, pero tengo una compañera, profesora de estética y directora técnica, que está superindignada con alguno de ellos. Y tiene toda la razón.

Meli Camacho, Paula Echevarría, Cristina Tárrega...están en esa línea. Dan consejos, recomiendan productos cosméticos, tendencias en peluquería, moda e incluso salud. Tienen todo su derecho y seguro que lo hacen fenomenal, pero ¿qué ocurre con las profesionales?.

He buscado en el diccionario la palabra "experto". Dice:

1.- Adjetivo: Práctico, hábil, experimentado.
2.- Sustantivo: Perito. Y buscando "perito": entendido, hábil, experimentado, práctico en una ciencia o arte.

Las dos acepciones insisten en que para ser "experto" tiene que existir una parte práctica. Hasta donde yo llego, las personas a las que me refiero no ejercen dentro del mundo de la belleza, luego no pueden ser expertos. Pero ahora me hago otra pregunta ¿dónde se meten entonces los auténticos expertos?

Cada uno en su cabina, en su peluquería, en su lugar de trabajo ¿no? ¡Pues hay que salir! Me parece muy bien que los profesionales anteriormente citados y muchos otros ejerzan de divulgadores, pero ¡tú, como profesional debes también participar! Y lo primero es tener una buena formación que incluye también psicología comercial, comunicación y, por supuesto, habilidades comerciales.

Empieza ya a forjar tu futuro. Fotografía tus trabajos o grábalos. Usa las redes sociales para recomendar tratamientos y productos de mantenimiento en casa. Califícate de experto porque sí que lo eres. Sin pudor. Háblanos de tus preferencias y de tus resultados. 


Y no dejes nunca de crecer, de formarte y de creer en ti.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!