Buscar este blog

lunes, 24 de junio de 2013

El Cliente: Sí, No.


El cliente es el mayor patrimonio de todo negocio y comercio que tenga aspiraciones de crecimiento entonces, ¿por qué lo tratamos como si fuera una molestia que interrumpe nuestros quehaceres? Si, no.

¿Por qué en lugar de preocuparnos por él lo atosigamos con nuestros propios problemas? Si, no

¿Por qué le tratamos con indiferencia?  Si, no.

El pasado fin de semana tuve la oportunidad de escuchar a un "vendedor" que se ufanaba en su saber y en su criterio decir que él vendía lo que quería, que no le interesaban, sí, de verdad, dijo que no le interesaban los clientes que le exigían cambios y que desde luego, no pensaba variar su criterio por agradar al cliente. 

Podremos pensar que este hombre tiene mucha personalidad y las ideas muy claras y seguro que no nos equivocamos, pero lo que está claro es que no le darán el premio al buen trato ni a la empatia y desde luego, dudo que llegue a tener un negocio fuerte y consolidado porque la indiferencia o la prepotencia, son boomeranes en el mundo comercial. 

El cliente no siempre tiene razón, pero siempre merece el respeto, la atención y el mejor trato por parte del vendedor. Aunque todo esté dicho, aunque la misma situación la hayamos vivido miles de veces, cada cliente es, por encima de todo, una persona que se relaciona con nosotros y espera ser debidamente atendido e informado. 

Buena semana, hasta la próxima. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!