Buscar este blog

lunes, 6 de mayo de 2013

Si Te Emocionas, Emocionarás Al Cliente


Se transmite lo que realmente se siente, no lo que nos esforzamos en demostrar, la frase "una imagen vale más que mil palabras", no se ha hecho tan famosa porque sí, le reconocemos el valor de la verdad y esa verdad es que nuestra mirada, nuestras manos, nuestro rostro y cuerpo habla mucho más de lo que sentimos y creemos que las palabras, a veces forzadas, que repetimos.

Si consigues emocionar al cliente, le persuadirás porque la emoción tiene el poder de traspasar el filtro de la percepción selectiva y llegar al corazón.

"Marketing sensorial", llaman a utilizar elementos ambientales que actúan sobre los sentidos del cliente para generar reacciones efectivas, cognitivas y de comportamiento que favorecen la imagen de marca y estimulan la compra. Por ejemplo, los colores acertados, la música adecuada.

Eso dicen los entendidos. A mí me basta saber y poner en práctica mis propias emociones, las reales, esas que todos llevamos implícitas en nuestro interior y que nos hace hablar con entusiasmo y mirar con sinceridad y convencer por propio convencimiento sobre un servicio, un producto o lo que deseamos compartir. 

¿Sabías que entre un 85 y un 95% de las decisiones humanas son implícitas? es decir, no son conscientes. Por eso, querer convencer de la bondad de un producto, de un salón, de un tratamiento a base de razones, muchas veces es una estrategia perdedora porque, lo que persiste en nosotros es aquello que nos llega al interior como relevante, que seleccionamos como válido, en resumen, que nos convence. Y suele convencer la emoción al trasmitir, el entusiasmo que nos mueve y la veracidad de nuestra actitud. 

Que la semana te traiga muchos momentos para recordar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!