Buscar este blog

lunes, 8 de abril de 2013

Un homenaje



Este señor tan atractivo fue Presidente de Gobierno en la España de la transición. Sí, efectivamente, se trata de Adolfo Suárez, uno de mis ídolos y desde luego, mi político preferido. 

Como es natural, hoy no está aquí por lo que fue, sino más bien por lo que dijo. Tiene muchas frases célebres además del "puedo prometer y prometo", pero lo curioso, es que siguen estando vigentes y una vez más compruebo, a través de un artículo que leí en "El Mundo" ayer domingo, firmado por Pedro J. Ramírez, que lo que sirve para la política vale para la vida, la ventas, el amor o la amistad, es que al final, todo se reduce a decidir, acertar o equivocarse. 

Decidme si la siguiente frase de Suárez no es por sí misma una lección magistral de ventas e incluso de dirección de empresas: "Desde el mismo momento en que me nombró, le dije al Rey que durante seis meses teníamos que sorprender, desconcertar cada día con nuevas iniciativas para que no fueran ni los inmovilistas ni la oposición quienes nos marcaran la agenda". 

Sorprender, desconcertar, iniciativa, marcar agenda... he aquí los ingredientes de lo que fue su manera de gobernar en medio de una tremenda crisis económica a la que dio soluciones políticas, dice J. Ramírez en su artículo y yo añado. Exactamente lo que debe hacer un buen empresario, un comercial profesional que se sienta identificado y orgulloso de su profesión.

Suárez fue audaz en todos sus planteamiento, por eso el pueblo le admiraba y además, daba siempre la cara, aun a riesgo de que se la partieran, como terminó ocurriendo, y encima, tenía la gran virtud de superar sus complejos admitiéndolos. 

¿Os habéis parado a pensar cómo irían nuestros negocios y nuestras ventas si emuláramos el comportamiento de este hombre, que siempre se mostró a la par digno y cercano y, que por ello, se ha ganado un lugar muy importante en la historia contemporánea de nuestro país?

Vaya mi homenaje nostálgico y agradecido a su figura y a su obra. Termino con otra frase suya: Lo único que me gustaría es que no me quieran porque estoy pasando una mala etapa, sino porque juntos hicimos algo grande.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!