Buscar este blog

lunes, 15 de abril de 2013

Qué sí, que si vales.



¿Te has parado a pensar por qué existe la creencia demasiado generalizada en nuestro sector de que trabajo y ventas no pueden compaginarse?  He repetido muchas veces que la frase que más he escuchado a los clientes es: "Ay, Eloísa, es que no valgo para vender" y  pese a oírla tantas veces, sigo convencida de que no es verdad y sin embargo, sé que esta creencia sigue afectando negativamente al bolsillo de muchos excelentes profesionales que, por una u otra razón, han llegado a la conclusión, bajo mi punto de vista equivocada, de que o no valen para vender o si lo hacen es un demérito para su trabajo como profesional. 

Y yo me pregunto, ¿por qué se quita valor al trabajo asesorando comercialmente con verdad y conocimiento a un cliente que tiene necesidad de comprar? 

No hablo de "meter los productos", de "agobiar al cliente"  "de que una venta quite un posible tratamiento", que no, que no lo quita, al contrario, una venta acertada puede acercar muchos clientes a vuestros salones. Lo que digo es que el producto de mantenimiento forma parte del resultado que vais a obtener con ese excelente tratamiento que con tanta profesionalidad estáis haciendo al cliente. ¿Por qué conformaros con menos?

Para vender hay técnicas, como para cualquier trabajo, simplemente es tarea vuestra conocerlas y ponerlas en práctica. 

He aquí alguna de ellas, muy sencillas, conocidas por todos, sólo falta que empecéis a tomároslo en serio y que formen parte de vuestras tareas diarias:

- Es necesario actualizar nuestros conocimientos profesionales continuamente para dar oportuna respuesta a todas las preguntas que nos hagan los clientes. De vuestro trabajo, tenéis la obligación de saber más que nadie. 

Resuelve de forma satisfactoria las reclamaciones, dudas o miedos del cliente. 

Te ayudará revisar la organización del salón porque una falta de puntualidad, por ejemplo, puede que disguste a tus clientes más exigentes. 

No olvides que el escaparate, la publicidad y las innovaciones, siempre mueven clientes hacia tu salón. Especialmente importante son los cambios de estación y lo que ofrezcan en ella.  

Por último, aprende a reconocer las necesidades del cliente. Es el paso que más puertas nos abre. 

Mucho éxito. 

2 comentarios:

  1. yo estoy empezando en esto de la estética, estoy en primero de grado superior, y la verdad que sí tenía ese pensamiento futuro, muchas gracias por el consejo :)
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ten siempre presente que la venta, si quieres lo llamamos el tratamiento de mantenimiento, es una parte muy importante de tu trabajo, si no lo rematas, el cliente sentirá la necesidad de buscarlo en otro lugar. Vender es dar servicio, no lo dudes. Mucho éxito en tu profesión.

      Eliminar

¡Gracias por tu participación!