Buscar este blog

martes, 15 de julio de 2014

¿Cómo afecta la polución a nuestra piel?

En los artículos anteriores os he hablado de distintos tipos de cosmética, de principios activos, de factores de protección solar, de oxidación y envejecimiento... Pero nunca he tocado el tema de la contaminación, ¡¡¡hoy es el día!!!
FUENTE: http://losviajesdeanaporelmundo.blogspot.com.es/

CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA.

Uno de los principales agresores externos de la piel es la contaminación atmosférica presente en grandes concentraciones en las zonas urbanas de  los países desarrollados.
La atmósfera es un sistema químico complejo en el que las emisiones de la polución urbana se mezclan con otras emisiones contaminantes generadas por el entorno natural.
Fuente: http://ethic.es/
Las principales fuentes de esta contaminación son: el transporte, los procesos industriales y la eliminación de los residuos, mas, todos los generados por los propios seres vivos que habitamos el planeta. ¡¡¡CURIOSO!!! Siempre se nombran los contaminantes industriales, los que podemos ingerir en la alimentación y los que nos podemos aplicar con la cosmética. Pero nunca se habla de los que generamos simplemente por respirar. El otro día me llamo la atención un dato en un programa de televisión: una vaca produce diariamente 600 litros de gas metano, está es la cantidad necesaria para que un coche circule durante cien kilómetros. Ufff, si se recogiera el de todos los humanos y animales que poblamos el planeta, UNA BOMBA.

Los principales contaminantes atmosféricos

Monóxido de carbono (CO), óxidos de nitrógeno,  hidrocarburos, óxidos de azufre, partículas, halógenos y derivados de metales pesados.

Monóxido de carbono: es el contaminante más abundante en la atmósfera. Se trata de un gas incoloro, su presencia es debida  en gran parte a fuentes naturales (oxidación atmosférica del metano), se ha descrito que el 77% tiene este origen y el resto es por actividades industriales.

Este compuesto actúa directamente sobre los humanos y los animales, que reacciona directamente sobre la hemoglobina de la sangre y disminuye su capacidad para el transporte del oxigeno a las células .

Óxidos de nitrógeno: se conocen ocho tipos de óxidos de nitrógeno. El óxido nítrico es el más abundante y procede de fuentes naturales, es el principal responsable de las lesiones y manchas de las plantas y de las enfermedades respiratorias en los humanos y los animales.

Hidrocarburos: los hidrocarburos son contaminantes formados únicamente por carbono e hidrógeno. Los más importantes en la contaminación ambiental son los que presentan estado gaseoso a temperatura ambiente. La mayoría no son tóxicos para las plantas y en los humanos provocan irritación en las mucosas.

Óxidos de azufre: son producidos por la combustión del carbón, del fuel. Todos los compuestos de azufre y los que derivan causan daños sobre los seres vivos.


Partículas: se definen como partículas en suspensión sobre un medio gaseoso. Estas partículas solidas dispersas en la atmósfera  constituyen un gran problema.
La composición de estas partículas es muy variable, pues casi cualquier compuesto orgánico e inorgánico se puede hallar en partícula, y  todas resultan toxicas para el sistema respiratorio.

Hálogenos y derivados: estos compuestos dependen de actividades industriales, los más tóxicos son: el flúor y el cloro.

Metales pesados: los metales mas peligrosos son el mercurio, berilio, bario, cadmio, cobre, plomo, níquel, estaño, etc… Los metales no pueden degradarse ni biológica ni químicamente en la naturaleza; en cambio estos pueden alterarse en productos mas tóxicos.

¿Como actúan los contaminantes sobre la piel?

Los estudios han demostrado que todas estas sustancias  provocan enrojecimiento e irritación en general, crean envejecimiento prematuro y favorecen la aparición de los melanomas. Además interfieren en el metabolismo de elementos esenciales para el organismo e inactivan numerosos sistemas enzimáticos desestabilizando  las membranas celulares.

La epidermis es la primera barrera defensiva del organismo, la mas luchadora contra todos los agentes externos: radiación, polución y oxidación.
Colaborando con ella se consigue mantenerla sana y bella. No te olvides de limpiarla diariamente con un buen gel, aclararla con abundante agua, tonificar para equilibrar el PH natural y controlar la acción bacteriana, aplicar antioxidantes, especialmente por la noche, y protegerla durante todo el año.

Lo que no se debe hacer.

  • Utilizar limpiadores sin aclarado y por supuesto dormir con maquillaje.
  • Aplicar crema solo cuando se nota deshidratación o tensión en la piel (esta es la forma de gritar que tiene la epidermis), es mejor evitarlo aplicando el cosmético antes del sufrimiento.
  • Salir a la calle sin protección, en el momento que amanece estamos expuestos a la radiación .
  • Quemarse el primer día de playa o piscina, la piel tiene memoria.


Recomendación:

Salir de la ciudad todo lo que se pueda...  ¡¡¡OJO!!! lejos de zonas ganaderas :) 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!