Buscar este blog

martes, 14 de octubre de 2014

NO A LAS ALERGIAS


Durante el otoño y el invierno es muy interesante aumentar las defensas del organismo para protegernos de las infecciones propias de los cambios de temperatura: gripe, resfriados... ¡NO TE OLVIDES DE LA PIEL! con el frío se contraen los capilares sanguíneos  para no perder temperatura y la actividad de la piel decrece, haciéndose esta más frágil, las secreciones disminuyen y con ellas la protección natural.


Hoy os recomiendo dos tratamientos, uno interno y otro cosmético para aumentar las defensas del organismo en general y para reforzar la piel con efectos rejuvenecedores.
Ambos tratamientos tienen un denominador común, las abejas. Son los insectos más beneficiosos para la vida en el planeta, son las encargadas de polinizar las plantas para su reproducción y de proporcionar productos de gran valor en la alimentación, la medicina y la cosmética.

El consumo de polen, jalea real y propóleo colaboran de forma muy directa como preventivos de la gripe, los resfriados y las alergias además de ser poderosos reconstituyentes que actúan reforzando la regeneración de los tejidos y rejuveneciendo la piel. Ahora también el veneno es bueno (apitoxina) poderoso antiinflamatorio y antiarrugas.



DESCRIPCIÓN DE CADA SUSTANCIA.

PROPOLEO
Mezcla resinosa que obtienen las abejas de las yemas de los arboles y que luego procesan en la colmena para utilizarlos coma defensa ante hongos y virus, esta sustancia se puede presentar de distintos colores dependiendo del lugar y las especies arbóreas de donde se recolecte. Este producto es muy efectivo en el tratamiento de los herpes e infecciones bucales.

POLEN
El más poderoso reconstituyente, una dosis extra de enzimas, vitaminas y oligoelementos recomendado como regenerador sanguíneo en los casos de anemia, poderoso antimicrobiano que actúa como preventivo de infecciones y excelente reparador de proteínas. Muy adecuado en los tratamientos de depresión, neurastenia, menopausia, artritis y reumatismo.
Se ha comprobado que también actúa a modo de vacuna o antídoto para algunas alergias al polen, simplemente con tomarlo una vez al día durante seis a ocho semanas en las estaciones de otoño y primavera. La dosis recomendada oscila entre media cucharadita para las niños mayores de un año y hasta tres para los adultos, especialmente en ayunas o mezclado con alimentos vivos, zumos de frutas o yogur

APITOXINA (veneno de abeja).
En su composición participan las siguientes sustancias:

MELITINA: antitumoral, antibacteriano y fungicida. Llega a ser más potente que la penicilina contra ciertas bacterias.
PECTIDO 401: su acción antiinflamatoria llega a ser 100 veces mas activa que la hidrocortisona.
ADOLAPINA: potente analgésico.
APAMINA: refuerza el sistema inmunológico.
FOSFOLIPASA  A2: efecto protector solar actúa en sinergia con la melitina .
HIALURONIDASA: enzima especifica para disolver edemas, aumenta la permeabilidad de los capilares sanguíneos.

Esta composición natural introducida en la cosmética a sido un avance más en el tratamiento del envejecimiento, se han comprobado espectaculares resultados en los tratamientos antiarrugas y revitalizantes.

Los cosméticos con apitoxina son altamente hidratantes, protectores, reafirmantes y descongestivos. Activan la producción del colágeno y la elastina en la piel, estimulan el sistema de defensa natural protegiendo la piel ante las reacciones alérgicas. Están indicados en todo tipo de pieles incluso en las mas sensibles y reactivas.

El tratamiento más completo con apitoxina es el BEE ACTIVE de la marca DU el serum, se adapta a todo tipo de pieles excepto acneicas y con sólo tres sesiones en el centro de belleza y utilizando la crema y el serum a diario tu piel se defenderá durante el invierno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!