Buscar este blog

miércoles, 11 de septiembre de 2013

La Tienda Online de tu Salón (1.i): ¿Hosting o Local?



Buenos días, hoy vamos a explicar qué es un hosting y qué es trabajar en local. Sé que todos estáis deseando empezar a desarrollar la tienda, comenzar a dar forma al proyecto, a poner colores, logotipo, productos, etc... pero a veces es necesario exponer un poco de teoría antes de comenzar la parte práctica (sí, un rollo, ya lo sé, pero es necesario).

También me gustaría aprovechar para daros un consejo: no dejéis pasar el tiempo para comenzar a vender online. Si en algún momento habéis pensado que sería bueno tener una tienda en la web, mi consejo es que os pongáis manos a la obra YA MISMO, porque en caso contrario siempre vais a encontrar un motivo por el que no empezar: necesito más conocimientos, voy a estudiar primero un poco de informática, esperaré a que llegue una época de menos trabajo para tener más tiempo para dedicarle, voy a esperar a comprarme un ordenador nuevo... siempre tendremos algún motivo para aplazarlo y nunca nos sentiremos completamente preparados para afrontar el reto, pero si entramos en ese círculo de excusas jamás comenzaremos nuestra tienda online. Todos sabemos que hay un nivel de conocimientos al que no alcanzamos, todos tenemos ganas de aprender nuevas técnicas, de hacer nuevos cursos que nos ayuden a crear nuestra tienda, de aprender nuevas herramientas para gestionarla, pero en algún momento hay que parar de pensar y empezar a actuar. Ahora es el momento, yo te voy a ayudar y desde este blog contestaré a todas las dudas que te surjan. Si de verdad quieres tener tu tienda online comienza hoy mismo a trabajar sobre ello.

¿Qué es un hosting? Un hosting es un servidor donde alojaremos nuestra tienda online, es decir, es el ordenador donde guardaremos los archivos que componen de nuestra web. Y os preguntaréis, ¿por qué no podemos guardarlos en nuestro ordenador de casa? Igual que cuando escribimos una carta en Word y luego la guardamos en el ordenador, podríamos hacer lo mismo con los archivos de la tienda online, pero cuando apagásemos el ordenador nadie podría acceder a esos archivos, o lo que es lo mismo, no podrían ver nuestra tienda. Es por eso que existen los hosting, que son servidores (ordenadores) que están siempre encendidos y que se encargan de hacer copias de seguridad y de tener siempre conexión a internet (para los que tengan un nivel menos elemental sé que esta definición de hosting se queda muy corta, pero quiero que este curso puedan seguirlo personas sin ningún conocimiento informático).

Cuando vayamos a tener la tienda funcionando para el público (en el lenguaje técnico se dice "tener la tienda en producción") sí va a ser necesario tener un hosting contratado, pero de momento podemos ir haciendo la tienda online en en el disco duro de nuestro ordenador (desarrollar en local). Para poder desarrollar en local simplemente tendremos que hacer una serie de configuraciones para "convertir" nuestro PC de casa en un servidor de internet (es decir, instalaremos un programa llamado XAMPP, os explico paso a paso cómo hacerlo en la entrada de la semana que viene).

Hoy no vamos a entrar en detalles sobre cómo hacer todas estas tareas, sino que vamos a explicar, con un lenguaje totalmente profano para que las personas sin conocimientos informáticos puedan entenderlo, cómo funcionan las tiendas online. Por supuesto, es una explicación muy por encima y sin ceñirme a una realidad técnica, pues lo que busco es que comprendamos algunos conceptos básicos y no que sepamos las capas o protocolos de internet con detalle.

Cuando abrimos nuestro navegador de internet (Internet Explorer, Google Chrome, Mozilla Firefox, o el que sea) y entramos a una tienda online, lo que sucede es que dicho navegador (programa cliente) hace una llamada al hosting donde se aloja la tienda y le pide que la prepare porque la queremos ver. Si estamos desarrollando en local sucederá lo mismo, pero todo dentro de nuestro ordenador: el navegador pide a XAMPP (programa servidor, el que hemos instalado para convertir nuestro PC en un hosting) que prepare la tienda para poder verla. Es decir, siempre el programa cliente le pide al programa servidor que prepare la tienda, estén en el mismo ordenador (local) o en ordenadores diferentes (hosting). No os asustéis si todo esto os parece un poco complicado, ya que no será necesario llegar a conocimientos técnicos para construir nuestra tienda, pero creo que es interesante saber un poco cómo funcionan las cosas para poder manejarlas con soltura (aunque repito que nosotros no tendremos que gestionar nada de esto, tranquilos).

Una vez el servidor recibe la petición de "preparar" la tienda lo que hace es leer los archivos de nuestra tienda, generar lo que queremos que vea el usuario y enviarlo al navegador para que lo muestre. Lo importante, y con lo que tenemos que quedarnos, es que el servidor hace el trabajo de "preparar" lo que queremos que el usuario vea, y el navegador se limita a mostrar lo que el servidor le ha mandado.

En este curso bajaremos de internet una tienda ya construida, que se llama Prestashop, y la instalaremos en nuestro ordenador. Por lo tanto, cuando decimos que vamos a construir una tienda lo que queremos decir es que vamos a modificar los archivos de Prestashop, para que el servidor los prepare como nosotros queremos y así el navegador se los muestre a nuestros clientes según nuestras necesidades. Para que lo veáis claro, imaginad que entre todos los archivos que tiene Prestashop hubiese uno que se llamase "logotipo" y si abrimos ese fichero con el bloc de notas vemos que pone "mostrar logotipo en la parte superior izquierda con fondo verde" (esto no lo pondrá con lenguaje natural, pero lo pongo así para simplificar). Si nosotros modificamos ese texto y ponemos "mostrar logotipo en la parte superior derecha con fondo rojo" y le damos a guardar, la próxima vez que el servidor prepare nuestra tienda para que el navegador la muestre, la preparará con el logotipo a la derecha y fondo rojo. Es tan sencillo como eso, abrir el archivo, cambiarlo y darle a guardar.

Durante todo el curso vamos a hacer desarrollos en local, es decir, tendremos los archivos de la tienda en nuestro disco duro, por lo que no es necesario que contratéis ningún hosting. Si según va avanzando el curso os gusta cómo os está quedando la tienda y queréis subirla a internet y ponerla en funcionamiento (en producción), simplemente tendríais que contratar un hosting y un dominio y copiar los archivos de la tienda que tenéis en el disco duro de vuestro ordenador al hosting (es tan fácil como un copia y pega de un directorio). Más adelante en el curso veremos también cómo se haría esto.


Conceptos importantes de la entrada de hoy:
  • Las tiendas online se construyen en el ordenador (se desarrollan en local) y cuando ya están hechas se copian a un hosting (se ponen en producción) para que todo el mundo las pueda ver y puedan comprar nuestros productos.
  • La función del servidor es "preparar" lo que queremos mostrar al usuario, y la del navegador es mostrar lo que el servidor ha preparado.

Os pido un favor, sobre todo en estas primeras entradas, y es que me vayáis preguntando todo, absolutamente todo, lo que no quede perfectamente claro. Es importante para mí saber en qué puntos voy demasiado rápido, o al revés, qué puntos están totalmente asimilados y por lo tanto puedo usar un lenguaje algo más técnico y así profundizar más. Me gustaría que todo el mundo que empiece el curso pueda tener su propia tienda funcionando dentro de unos meses, y para ello es necesario que nadie se desanime al principio y piense "esto es demasiado complicado para mí". Si algo no lo entendéis, por favor, preguntad.

La semana que viene ya comenzaremos con la práctica, pues explicaremos cómo descargar, instalar y configurar XAMPP (el programa que convierte nuestro ordenador en un servidor de internet).

¡Hasta la semana que viene!


Entradas anteriores:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!