Buscar este blog

jueves, 9 de agosto de 2012

Tu Imagen Habla de Ti

Tu imagen habla de ti
Aunque no creo que la primera impresión sea la verdadera en el noventa por ciento de los casos, sí pienso que la imagen que damos como profesionales marca una idea de nuestro trabajo en la mente de los clientes potenciales.

Si quieres que tu negocio sea representativo de un grupo determinado de personas (muy jóvenes, jóvenes, maduros, tercera edad), tendrás que imprimir en tu salón signos que te acerquen a los valores o gustos que a ellos les caracterizan. Es decir, si tu salón está dirigido a los mayores, será más cercano a ellos si pones una fotografía o un póster de Marlon Brando, por ejemplo, o de Natalie Wood, por poner otro estilo totalmente diferente, que si lo llenas de fotografías de Bisbal o de otro icono actual, y lo mismo vale para elegir una cadena de música o la decoración.
No se trata de que a ti te guste la bachata y quieras escucharla a todas horas, se trata de que descubras lo que le gusta a tu cliente y de esa forma le hagas su estancia en tu establecimiento más agradable.

Si los colores, cortes de pelo, peinados, no pueden ser los mismos para una quinceañera que para una abuela, tampoco puede serlo el entorno que le regalas. Eso se llama delicadeza y lo que recibes es la fidelidad de un cliente agradecido.

4 comentarios:

  1. Muy interesante :) A mi me han hablado de centros que incluso te preguntan tus gustos y música que te gusta para saber qué estilo te puede gustar más a la hora de hacer un corte o un peinado determinado.
    http://iloveobsesion.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Pues me parece un criterio que se tendría que generalizar, no ya por acertar en el corte o en el tratamiento, que también, sino porque el cliente, sobretodo, se encuentre bien atendido, cómodo, tratado como único, como Él. Eso hace que el peinado nos parezca más bonito y el corte más acertado. Gracias por tu comentario, Emi

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que tienes toda la razón del mundo...
    Cuando voy a una peluquería y no paro de oír regueton me siento incómoda y percibo una imagen de la peluquería que quizá no es la correcta, pero a mi me desagrada!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también, como clienta sé que soy exigente y muy observadora y la verdad, si no me siento cómoda no suelo volver. Por ejemplo, me molesta la música muy alta, también que me pregunten cosas personales si yo no doy pie y me fastidia que digan que me hace falta depilarme, por ejemplo, así de sopetón, sin decirme algo agradable antes como, tienes una piel agradecida, pero ya te hace falta repasar el labio superior.

      Eliminar

¡Gracias por tu participación!