Buscar este blog

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Manicura francesa resistente y fácil

¿Quieres lucir una manicura francesa a prueba de bombas?

Ahora es muy sencillo. Puedes incluso hacerlo en casa. Existen en el mercado tips o puntas de plástico que sustituyen el esmaltado del borde libre. Son fáciles de aplicar y no se descascarillan ni pierden tono. Además los encuentras en muchos colores: lila, negro, rojo, rosa, fucsia, marrón y, por supuesto, blanco.

Sólo necesitas: los tips en el color que más te guste, pegamento especial para uñas con pincel y un esmalte de brillo.



Y el proceso es muy sencillo. Lima la uña natural como siempre lo hagas, como si fueras a pintarla de forma convencional. Lo único que tienes que tener en cuenta es que este tipo de tips no son para alargarla por lo que tienen que ir enteros sobre la uña. Luego selecciona el que vayas a aplicar. Vienen con numeración en función del tamaño, desde el cero al nueve.

Ahora pon una línea de pegamento en el borde libre y también dentro de la punta de plástico. Colócalo ayudándote de la pestañita que traen y presiona. Primero en el centro y luego en los laterales para adaptarlo a tu curvatura natural.

Lima un poco los laterales y el pequeño escalón que queda después de pegarlo. Cubre todo el conjunto con brillo transparente o un color claro que te guste y deje traslucir la punta ¡Ya lo tienes! Así nueve veces más. Comprobarás que su duración es mucho mayor que una manicura francesa corriente.

Tus manos perfectas todas las fiestas.

Espero que te haya gustado este consejo. Si tienes cualquier duda, házmelo saber y si quieres contarnos tu truco, estaré encantada de que lo compartas con todos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!