Buscar este blog

jueves, 18 de julio de 2013

Sal y cloro: enemigos de la queratina


¡¡Hola a tod@s!!
Actualmente es muy habitual haber tratado el cabello con queratina para tratamientos alisadores o hidratantes que consiguen domar el pelo y facilitar su peinado. 
El resultado de estos tratamientos, como ya sabéis, un pelo más liso, hidratado, suave y brillante pero, lo más deseado es acabar con el encrespamiento del cabello. Podemos hacer un símil, digamos que la queratina es un plástico que recubre el cabello de forma que la humedad no consigue encresparlo y sigue perfecto siempre.
Resultados de un alisado brasileño

Este tipo de tratamientos se hacen durante todo el año pero hay que tener en cuenta que el gran enemigo de la queratina es la sal y que esta está presente tanto en el mar como en las piscinas, en forma de cloro. Estos componentes arrastran la queratina que hemos fijado al cabello durante el tratamiento disminuyendo la duración del mismo.

Y ... ¿quién no pisa la playa o la piscina en verano?


Consejos de mantenimiento para cabellos tratados con queratina

En cualquier época del año:
  1.  Usar un champú sin cloruro sódico, es decir sin sal, para lavar delicadamente nuestro cabello sin quitar la queratina del tratamiento.
  2. Aplicar una mascarilla con queratina para hidratar al máximo el cabello e ir aportando este componente durante los tres meses que dura el tratamiento más o menos.
Aportes extras en verano:
Como venimos hablando, en verano no podemos evitar el enfrentarnos con el enemigo número 1 de la queratina pero sí podemos protegerlo. 

Tenemos un producto que crea una película protectora sobre el cabello que hace que la sal y el cloro no penetren de la misma forma en el pelo y arrastren la queratina, como si llevaramos un gorro de ducha :)

Devuelven el brillo y el vigor a los cabellos deteriorados y sensibilizados. Gracias a la protección UVA, nuestro cabello permanece protegido de la exposición solar y, lo más importante, como es resistente al agua forma una capa hidrófoba alrededor de la fibra capilar para protegerla durante el baño.
Es el producto ideal para proteger nuestro tratamiento de queratina durante las vacaciones.


  • Otro consejo es que nada más salir de la playa o de la piscina, si tenemos posibilidad de encontrar las típicas duchas para quitarte la arena, debemos aclarar nuestro cabello con agua para evitar que los posibles restos de sal y cloro se queden en nuestro pelo todo el día y deterioren la queratina.


¡¡Con estos simples consejos tu tratamiento de queratina permanencerá perfecto durante todo el  verano!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu participación!